RESULTADOS

Aunque con un poco de retraso, aquí traigo los resultados de mi pequeña encuesta acerca de la risa de Montoro, el que no vale ni para llevar la vaca al toro, como dijo Fulgencio.

Votaron 5 personas, de las cuales 3 creen que la risa de Montoro se debe a que alguna psicopatía le lleva a disfrutar de la ruina de sus compatriotas, aunque de esas 3 personas una matiza que esa patología se debe a que sus padres eras primos, y otra añade que la risa pude deberse en realidad a que los grandes empresarios y banqueros a los que favorece con sus políticas van a darle un sobre bastante jugoso por los servicios prestados. 1 persona opina que la risa tiene como origen un móvil en modo vibración introducido en el ano y un torrente de wasaps para el ministro de parte de la COPE. 1 persona (o algo así) afirmó que Montoro se ríe de mí (y sí, es cierto, de mí también, pero también de los demás).

Esos son los resultados.

Sea como fuere, lo cierto es que parece que Montoro ya no se ríe. No sabemos si es que el sobre de los “tiburones” estaba lleno de recortes de periódico (hasta para corromperse las cosas no son lo que eran), si es que su psiquiatra ha encontrado algún principio activo que consigue disimular sus arrebatos sádicos, o que se ha sacado el móvil del orificio rectal. O que le han llamado la atención porque eso de descojonarse mientras anuncias que el país va a la ruina de cabeza da mala imagen, y le han amenazado con que venga a explicárselo la Merkel en pelotas y con una fusta.

Y hablando de resultados, parece que los nuestros (como país, me refiero) no pueden ser peores. Va a continuar la recesión, la prima de riesgo se nos sube por las paredes, no nos compra deuda de esa ni el gato y salen los PPerros dejando caer que a lo mejor nos echan del euro los mismos alemanes a los que hasta hace nada los propios gaviotos nos pintaban como el colmo de la eficiencia y el ejemplo a seguir.

Vamos, que el país está literalmente jodido. Será porque los tiburones financieros no se cansan de darle por el culo. Así que si notas un dolorcillo ahí atrás, no te extrañes.

Ya sabes que en este bendito país nuestro, las ganancias (cuando las hay) son privadas, pero las putadas son para todos.

O casi todos.

Anuncios

NOSOTROS PROTESTAMOS, PERO, ¿DE QUÉ SE RÍE ESE “GELIPOYAS”?

En primer lugar, hoy quiero compartir con todos los que entren por aquí mi satisfacción por el seguimiento masivo de las protestas de ayer en toda España. Éramos muchos, como no podía ser de otra manera, los que estábamos en la calle dejando claro que los recortes del gobierno son más de lo que se puede y debe soportar. En León éramos unos 40.000, cerca de un tercio de la población de la ciudad, entre mineros, parados, estudiantes, funcionarios, jubilados y gente de todo tipo. Además, y por una vez, la policía nos dejó bastante en paz. Supongo que el recortazo en sus emolumentos habrá reducido su motivación para defender a los manguanes de la banca y el gobierno (im)popular. Y en Ponferrada se juntaron más de 20.000 (manifestantes, no policías). Este es el camino. Os dejo una foto, que he sacado de Leonoticias, para que veais lo guapos que estamos los cazurrines cuando luchamos por lo nuestro.

En segundo lugar, quiero recordar de nuevo la lucha de los mineros, que siguen en la brecha, y que no tuvieron tanta suerte como nosotros con la actuación de las Fuerzas del (Des)Orden. Anteanoche Bembibre fue tomada al asalto por los GRS y se produjo una auténtica batalla campal. Os dejo una foto (de Leonoticias también) donde podéis ver lo que entraban disparando esas criaturas de dios (y del ministerio de defensa) que tan bien nos cuidan.

"Nos estan disparando esto. Han entrado en Bembibre". (@roooooow)

De paso, os dejo el enlace a un vídeo en el que podréis ver la “educación y delicadeza” de los GRS, la “violencia” con que les reciben los vecinos de Ciñera, y las suntuosas “mansiones” que los mineros poseen en dicho pueblo.

(El vídeo creo que salió en La Sexta, por cierto).

Y como no quiero limitarme a chorarle material a otros medios, por eso de que se vea que los desempleados hispánicos no somos tan vagos, os quiero hablar, o mejor dicho, preguntar, acerca del ministro Montoro. Habréis reparado en esa risa de roedor anfetamínico que le asalta en los momentos más inoportunos (al prometer que no subiría los impuestos, al anunciar que sí que los va a subir, al explicar que la culpa de todo la tienen los socialistas, al anunciar que Europa nos va a reñir si no nos recortamos hasta la yugular, etc.). ¿A qué puede deberse? Tras darle muchas vueltas, os quiero pedir que me echéis una mano para revelar tamaño misterio. Se me ocurren varias opciones, y os pido que los que leáis esto dejéis un comentario indicando cuál os parece la adecuada (con que pongáis la letra, basta, no os vais a cansar eh!). Vamos allá:

A. Se ríe porque le ha visto el rabanillo a Mariano en los urinarios del Congreso (y “la cosa” no es para menos…).

B. Se ríe porque es un psicópata sanguinario al que le divierte nuestro sufrimiento.

C. Se ríe de las propias memeces que salen de su boca.

D. Se ríe porque tiene el móvil en modo vibración metido donde ya sabéis y los de la COPE no hacen más que mandarle wasaps de esos.

E. Se ríe porque sus padres eran primos hermanos, y no lo puede evitar.

Si hay más de dos votos, el domingo comento los resultados. Si no, me autocastigaré por mi fracaso haciéndome el hara-kiri con una espada de madera. O, si me siento con (mucho) valor, escuchando el rosario en Radio María.

Os pondría una foto del susodicho para ilustrar la encuesta, pero no quiero causaros pesadillas. Bastante pesadilla hay ya con la realidad de este país.