PON LA CRUZ

Ahora que andas a vueltas con la declaración de la renta, y para el caso de que no la hayas presentado todavía, son horas y pasan de serlo de que decidas dónde vas a poner la dichosa cruz. Iglesia católica, fines sociales, ninguna de ambas. Es una difícil decisión.

Pensemos en la iglesia católica, por tantos motivos. Por tantos.

Por tantos bienes inmuebles por los que la iglesia no paga impuesto alguno.

Por tantas personas que se infectan de SIDA por seguir el cristiano consejo de no utilizar preservativos.

Por tantos bebés arrancados de los brazos de sus madres por monjas fanáticas.

Por tantos niños sobados o violados impunemente por curas babosos.

Por los curas babosos antes mencionados, protegidos por el manto de silencio de la santa madre iglesia.

Por tantos siglos de perseguir con saña a ateos, librepensadores, científicos, judíos, protestantes, musulmanes, animistas, herejes, homosexuales, madres solteras, y un largo (muy largo)  etcétera.

Por tantos motivos.

Pon la iglesia católica en la cruz.

Y luego, la cruz ya la pones donde quieras.

Image

Anuncios