KARINA BOLAÑOS

Sé que no ha sido el suceso más importante de los últimos días. Y sé que, a diferencia de otras muchas cosas que están ocurriendo, no va a afectar a mi vida diaria ni a la de la gente de mi entorno. Pero no me resisto a dedicarle esta entrada a la señora Karina Bolaños, que es ni más ni menos la que aparece en el vídeo del enlace siguiente:

http://www.soitv.com/este-es-el-video-erotico-por-el-que-despiden-a-vice-ministra-de-costa-rica/

A simple vista, el vídeo no tiene nada de extraordinario. Se trata simplemente de una mujer bastante atractiva que le dedica un vídeo erótico romántico a un hombre del que está enamorada. El hecho de que esta mujer sea (fuese) viceministra de Juventud en Costa Rica, aunque llamativo (más que nada por las diferencias evidentes con las ministras españolas), no es lo que me interesa. Ni el hecho de que, al parecer, el vídeo no esté dedicado al marido de la susodicha, sino a su amante o algo así. No, no me interesan esos detalles. El detalle interesante para mí es la destitución fulminante de que ha sido víctima la buena de Karina. Supongo que habrá pesado en la cuestión el hecho de que el gobierno al que pertenecía lo ocupa un partido conservador (y católico) que defiende los “valores familiares” y por lo tanto desaprueba la “obscenidad” (al menos, cuando la obscenidad sale a la luz y no la comete, por ejemplo, un cura). Pero en todo caso estoy casi seguro de que algunos de sus colegas de gabinete habrán hecho cosas bastante peores que esta, y van a seguir en sus puestos. De hecho, abundan en todo el mundo los políticos que han sido “pillados” haciendo cosas infinitamente más graves (robar, mentir, engañar, aceptar sobornos, amañar elecciones, arruinar un país) y no solo no han sido destituidos, sino que han recibido felicitaciones públicas del FMI o la UE o los USA.

Decía poco después de saltar el escándalo la buena de Karina que esperaba mayor apoyo de su partido y de su presidenta.

Y me quedó claro que el principal defecto de esta señora es la ingenuidad. Y eso se paga caro en todas partes. Y en la política, aún más.

Dicho lo cual, y ciñéndome a los vídeos, en España sin ir más lejos hay políticos que han protagonizado vídeos bastante peores, y no les costaron el puesto.

Os pongo unos enlaces con algunos ejemplos.

Y ahora, si me disculpáis, por un momento me he imaginado a Sor-Aya Sáenz de Santamaría protagonizando un vídeo similar al de mi amiga Karina. O a la Merkel. O a la Espe.

Y tengo que ir urgentemente a vomitar.

ANA BOTELLA

http://www.youtube.com/watch?v=xB1UUZJXIFw&feature=relmfu

ANA MATO

http://www.youtube.com/watch?v=hBPg7pX8FBM

http://www.youtube.com/watch?v=tLTrhbNEOR4

AZNAR

http://www.youtube.com/watch?v=2OEVq76nZtE

http://www.youtube.com/watch?v=FSJFTa2jvhk

ANDREA FABRA

http://www.youtube.com/watch?v=wSJojhUw_uI&feature=related

RAJOY

http://www.youtube.com/watch?v=tMxbrGn6tDM&feature=related

ALCALDE PUCELA

http://www.youtube.com/watch?v=IPEsYnoufNE

ESPERANZA AGUIRRE

http://www.youtube.com/watch?v=9ypnV6rgbMQ

QUE SIGA EL PASODOBLE

Que siga el pasodoble. Y la fiesta flamenca. Y grita con ellos “vivan las caenas” decían hace ya algunos años los Def Con Dos. Y sigue. Vaya si sigue. Ahí tenemos a la bancada PPoPPular aplaudiendo medidas que condenan a la población a la puta ruina. Y a la hija del padrino añadiendo un “que se jodan” cuando su jefe anunció que recortaba las prestaciones por desempleo. Así, sin complejos. Pero no nos enfademos, ella dice que la entendimos mal, que no estaba mandando a tomar por tal a los desempleados sino a los socialistas. ¡Coño, ya nos quedamos más tranquilos! ¿Y qué me dicen ustedes del cabecilla de la CEOE (y no, no significa Carcamales Explotadores Odiosos Encorbatados, aunque lo pueda parecer)? Ha descubierto que la crisis la provocó la entrada de “no nativos” en nuestro país. Con un par, sí señor. Lo único malo, que se le olvida añadir que a esos “no nativos” los estuvieron explotando él y otros como él haciéndoles currar más horas que un sereno por peseta y media. Y utilizándolos, en su momento, para llamarnos vagos a los “sí nativos” y ponernos como ejemplo de flexibilidad y ganas de trabajar el hecho de que muchos “no nativos” (qué remedio) aceptasen cualquier porquería que los empresarios les ofreciesen. Así, sin complejos, como el que baila Paquito el Chocolatero en una boda tratando de restregarse disimuladamente con las nalgas de alguna prima de la novia. ¡Eh-eh-eh! Que siga el pasodoble. O aquella ex ejecutiva de cierta caja de ahorros que ahora dice que fue obligada a aceptar un sueldazo obsceno y una prejubilación escandalosa. ¡Eh-eh-eh! O la ministra aquella que hablaba de la “prestación parlamentaria”. O a la que se le ocurre como medida para ayudar a acabar con la crisis pedirle a la virgen del Rocío. La misma que opina que las prejubilaciones de los mineros son “muy razonables” (y el término razonable en boca de esta señora es un insulto). La misma que presentó la reforma laboral hablando de la cuantía de “las indemnizaciones por despido procedente” (y sí, tú y yo podríamos no saber que un despido procedente no tiene indemnización, pero la ministra de Trabajo…). ¡Sin complejos! O el embajador que se pone a hacer el notas con la camiseta de la selección y a brincar como si tuviese el hormiguillo. ¡Ole! O la que necesita llenar tres veces el Cuernabéu para sacar un concejal. ¡Pero qué chispa! No solo nos joden, sino que hacen chistes a costa del polvo. Y no pasa ná. Y más, como el ministro aquel de la calva marciana que recomienda que haya clases de 50 alumnos “para que socialicen”. ¡Cráneo previlegiado! (Y pulimentado).

Y eso por no hablar de ese personaje entrañable que se equivocó y asegura que no volverá a ocurrir (no sabemos si lo del elefante, lo de la cadera, lo de irse de farra con gente condenada por estafa o lo de vivir de papo a costa de todos).

Somos diferentes. En España, digo.

Que siga el pasodoble. Y sigue. Y es, en efecto, Paquito el Chocolatero lo que suena. Y adivina quién lo baila.

Y quién está delante, con los dientes apretados y el culo en pompa.

¡Eh-eh-eh!

QUEDA UNA ESPERANZA

Dentro del acoso sufrido en España últimamente por toda persona ajena a la oligarquía financiera y sus criados fascistoides, dentro de la ola de recortes y putadas surtidas que el Hombre Culebra (ojo a su forma de sacar la punta de la lengua, técnica de víbora 100%) nos está echando sobre los hombros, aún queda una esperanza. Eso pensé, eso sentí, al ver ayer el recibimiento que trabajadores de todos los sectores, estudiantes, asociaciones de vecinos y otros colectivos ciudadanos dispensaron a los mineros. Los del norte, la verdad, no esperábamos que nuestros paisanos iban a tener un recibimiento tan caluroso por parte del pueblo madrileño, ni creímos que tantas personas les acompañasen en sus protestas. Respecto de la decisión de los mineros de mantenerse en la lucha hasta el final, era algo que ya conocíamos. Quieren que el ministro se siente a negociar con ellos (¿es mucho pedir?), pero si no se sienta están dispuestos a tumbarlo. Y todos los que estamos siendo atropellados, todos, parados, subempleados, pensionistas, dependientes y familiares de los mismos, estudiantes, enfermos, profesores, sanitarios, etc., debemos actuar con esa misma decisión. Y por lo que pude ver ayer, parece que lo vamos entendiendo. Por eso digo que aún queda una esperanza.

Claro que hay otra esperanza, una que niega la importancia de las manifestaciones, que se ríe con esa cara de guacamayo arrugado que tiene mientras manda (ella y su amiga la nancy nazi zifuentes) a los uniformados a reprimir a pelotazos y porrazos al pueblo que exige lo que es suyo. Claro que si piensa que eso hará recular a los mineros, que lo piense dos veces. Que pierda la esperanza.