YA NO PUEDEN MÁS

Llevan más de dos meses sin que entre un duro en casa. Y enfrentándose día a día a los pelotazos de los antidisturbios, a los que además no consideran su auténtico enemigo. Y aguantando que el ministro les vacile. Algunos hasta atravesaron medio país a pie para hacerse oír. Algunos se encerraron en pozos a cientos de metros de profundidad, y se han tirado allí semanas y semanas. Y ya no pueden más. En sus casas, en todas, se pasan apuros. En algunas, se empieza a pasar hambre. Algunas empresas hablan de cierre si no se vuelve al tajo. Y la cerrazón del ministro Soria hace cundir el desánimo. Así que no puedo reprochar a los mineros que hayan puesto fin a la huelga, a pesar de que no se ha conseguido casi nada, y el sector sigue en el aire. Nada puedo reprocharles porque han aguantado como héroes mientras han podido. Algunos, de hecho, aún lo hacen: en el pozo Santa Cruz siguen encerrados, aguantando el tipo, hasta que Victorino Alonso les garantice que les pagará (a ellos y a sus compañeros) los salarios que les debe (no se fían de su jefe, y no es extraño, pues es un artista del recojo subvenciones y no pago las nóminas). Insisten, además, desde los sindicatos mineros, en que esto no ha terminado, en que las movilizaciones van a continuar, en que no se han rendido. Y yo les creo. Y agradezco la lección que los mineros han dado a toda la clase obrera durante este breve pero intenso periodo.

Pero no puedo evitar una cierta sensación de derrota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s