NADA NUEVO

Antes de salir en misión urgente para Polonia, el hombre de la barba tuvo tiempo para decirnos (o mandar que nos dijeran) que el rescate no es un rescate y que la intervención no es una intervención. Algo creí entender de “línea de crédito”, o de “apoyo financiero”, o algo así.

Pero esto de jugar con el lenguaje no es nada nuevo.

Recuerdo que una chica con la que salí hace años me dijo”te quiero pero necesito un tiempo para pensar”, por no decirme que no me aguantaba ya y que me fuera a paseo. Y recuerdo a mi madre comentando que a la vecina le habían encontrado “una cosa mala”, por no decir que le habían diagnosticado un cáncer. Y a mi abuela hablando de que el hijo de la Aurelia  “anda con una gente un poco así”, por no decir que se dedicaba a atracar farmacias en compañía de otros yonkis, para pagarse la heroína.

Las cosas, dichas de otra manera, parecen otra cosa.

Pero son lo que son.

De hecho, a aquella chica no volví a verla el pelo. Mi vecina, la pobre, no pasó de aquel verano. Y el hijo de la Aurelia acabó muriendo de SIDA en la cárcel.

Habrá que ver cómo acabamos nosotros con esto del rescate. Perdón, con la “línea de crédito”.

Yo personalmente considero que “ha faltado tal vez un poco más de transparencia al respecto”.

Por no decir que nos están tomando por jilipollas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s